Victoria y liderazgo en el Campeonato Universitario MEC

El equipo ARCO – MotoR UPV School Team lidera la competición universitaria MotoEngineeringCUP con su prototipo de Motostudent MR-02 “Angus”.

En la 2da prueba del campeonato que tuvo lugar en el circuito de Albacete, los chicos y chicas de MotoR UPV pudieron demostrar el potencial de su prototipo logrando 2 victorias en sendas carreras, además de marcar la vuelta rápida del fin de semana y la Pole Position en un fin de semana que comenzó con muchas dificultades.

Al llegar a la prueba, en los primeros entrenamientos libres, las altas temperaturas marcarían la jornada y obligarían a los estudiantes del proyecto integrado en Generación Espontánea a redefinir sus sistemas de refrigeración para no comprometer la fiabilidad de sus propulsores, y el rendimiento esperado en la pista.

Por la tarde, los “marshalls” verificarían los prototipos, siendo los primeros en lograr el apto para salir a pista, estando todos los precintos y medidas de seguridad con el Check List Okay para la Race Competition que tendría lugar a doble carrera el sábado y el domingo. 

Todos los integrantes respiraban con tranquilidad ya que habían estado realizando pruebas y ensayos con la colaboración del CMT centro de motores térmicos y la Escuela Técnica Superior del Diseño, y la Facultad de Ade, por lo que se siguió la norma de se “compite como se entrena”.

Por tanto, la jornada del viernes fue un aviso, impidiendo al equipo realizar unos entrenos con  normalidad debido a la subida de temperatura en el propulsor que se logró detectar a tiempo, por lo que los alumnos de la Politécnica de Valencia se verían obligados a salir a los Clasificatorios sin apenas referencias en la pista.

El piloto Antonio Molina preparándose para salir a pista

En el primer clasificatorio persistirían los problemas de temperatura, obligando al piloto a realizar un giro rápido, ya que resultaría imposible dar muchas vueltas para no comprometer la vida del motor. Por ello, los ingenieros de pista trazaron un plan estratégico para tratar de lograr la vuelta perfecta, y sacaron al piloto en el momento justo para poder aprovecharse del paso por pista de rivales con motos más grandes y aprovechar su rebufo, para lograr una vuelta lanzada lo más competitiva posible. Contra todo pronóstico, en el primer clasificatorio se logró marcar un giro de 1.46.129, y ya en el segundo, el equipo no pudo mejorar su tiempo, pues no conseguía rebajar la temperatura del motor pese a los cambios, lo que impidió lograr un giro más rápido. 

A pesar de la dificultad el 1.46.129 les valdría para lograr la Pole para las carreras, por tan solo 0,038 segundos de ventaja frente a la Politécnica de Madrid, que sería la gran rival del fin de semana, con una grandísima actuación.

Tras finalizar los cronos, el equipo tendría apenas 2 horas para el inicio de la primera carrera, y los sucesivos cambios en los sistemas de refrigeración impedían ser optimistas de cara a un resultado positivo en una prueba fijada a 8 vueltas. Por ello se llegó a la conclusión que se debería rediseñar y fabricar todo el sistema de radiadores y manguitos. En apenas 30 minutos el equipo dió con una solución, pero sin haberse podido testear, por lo que era una absoluta incógnita cómo iba a desarrollarse la competición. 

Las instrucciones al piloto por parte de ingenieros y mecánicos eran claras, pase lo que pase dar gas y no mirar atrás, era importante obtener un buen resultado de cara al campeonato, por lo que la tensión se palpaba en la parrilla de salida, con más de 20 motos en la pista, y con universidades muy fuertes como República Checa, Sevilla y algunos compañeros de Valencia. 

Con el semáforo en verde, una gran salida permitió lograr algo de ventaja en los primeros giros, escapándose poco a poco nuestro prototipo “Angus” y dejando patente que las mejoras realizadas eran todo un éxito. Durante los compases finales de la carrera, la Politécnica de Madrid apretaba, marcándole al piloto en su pizarra que se estaban acercando, y obligándole a apretar, hasta alcanzar la vuelta rápida en carrera del fin de semana con un estratosférico 1.45.396 que minaba las esperanzas de los rivales, y logrando la Victoria, con todo el equipo subido al muro celebrándolo.

Antonio Molina celebrando la primera posición en el podium de Albacete

La segunda carrera transcurriría de igual forma, salvo la hora de salida que obligaría a disputarse a más de 35 grados de temperatura y 65º de temperatura de asfalto. Pese a la dificultad, la MR-02 volvería a cruzar la línea de meta en primera posición, llevándose el equipo apoyado por la empresa valenciana Válvulas Arco y Compac The Surface Company los 50 puntos del fin de semana, y catapultándose a la primera plaza, a falta de las 4 pruebas restantes en las citas de Valencia y Barcelona.

Los miembros del equipo ARCO-MotoR UPV School team desembarcan en las vacaciones con los deberes hechos y con la mirada puesta en las próximas competiciones en las que no deberán perder la concentración, para seguir cosechando buenos resultados. 

El equipo Arco MotoR-UPV tras las dos victorias conseguidas

Los estudiantes que integran el equipo, además, se encuentran integrados dentro de la estructura ARCO MotoR MotoSports, compitiendo en el Campeonato de España de Velocidad, en el que se encuentran 3ros del campeonato ante más de 40 rivales de todo el mundo, un foco que les sirve para potenciar su aprendizaje y exportarlo a la competición universitaria. Sin duda seguirán a la espera de próximos desafíos. 

Cabe decir que nada de esto sería posible sin el apoyo de colaboradores y amigos como Mecanizados Umesal y Lasertall, Ripoll Estaciones de Servicio y Musepan Mutualidad de Seguros, entre muchos otros.

Una idea en “Victoria y liderazgo en el Campeonato Universitario MEC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *